2001: "Obediente como nadie"

Gracias a Dios, siempre hay varias manos para ayudar a armar y/o a desarmar todo lo que implica presentar una función. Ha sucedido a veces, que los jóvenes (integrantes de Indicios) desconocían las pertenencias del grupo y creían que el cableado era propiedad del teatro y no lo apartaban para llevárnoslo con el resto de las cosas, por lo que optamos por marcarlos e insistir en que tuvieran cuidado de no dejar nada que sea nuestro, olvidado. La orden de llevarnos todo, pero haciendo obviamente referencia a lo nuestro. Algunos lo tomaron al pie de la letra, y cuando nos damos cuenta, Nicolás Albrieu estaba desmantelando el teatro, ya había bajado una y estaba desatando la segunda bambalina. Cuando le dijimos que no la desate, que eso era del teatro, quiso volver a colocarla, pero ésta se cayó pegando en la cabeza de Damián Sammartino.

R.S.