1992: "Patear al director"

Me tocó reemplazar, a último momento, a uno de los chicos que hacía el papel de pordiosero en Farsa a la escocesa. A este personaje, la gallega (Laura Pizzo) debía darle una patada para echarlo de escena. En los ensayos, Laura decía que después me patearía, sabiendo que le resultaba incómodo, ya que ella, en ese entonces estaba en segundo año del secundario, le dejé pasar la situación hasta que terminamos llegando al día de la función y cuando estábamos en el ensayo general, le dije que tenía que patearme si o si, lo hizo, y tras hacerlo, se dio vuelta y estaba totalmente colorada de vergüenza, fue muy graciosa la situación en ese entonces, después, una vez que se acostumbró a la idea, quería seguir practicando la patada.

R.S.