2003: "Engañadores engañados"

Se ha hecho una muy linda costumbre dentro del grupo, hacer una función especial a fin de año, donde además de presentar alguna de las propuestas que se trabajaron en el año, se organiza una "especie de improvisación" donde se mezclan los contenidos de las obras, parodiándonos a nosotros mismos y haciendo bromas sobre algunos equívocos o situaciones que se vivieron durante ese año. Tal es así que siempre explicamos al público de que se trata, aunque se invita especialmente a familiares y amigos, pero el teatro está abierto y a disposición de quien quiera entrar al mismo, por eso al invitar al público que nos acompañe en esta despedida del año, y de quienes, como muchas veces sucedió, nos dejan porque se van a estudiar a otro lugar, a otra provincia, aclaramos que quizás muchas de las bromas que se hagan no las entiendan, pero que pueden comprender fácilmente el contexto en el que se tratan las mismas.

Para este tipo de improvisaciones, siempre hemos invitado a alguien que nos acompañe a quien tenemos la "responsabilidad" de armar esta situación y estas bromas, a veces han sido a ex-integrantes del grupo, a veces a algunos de los más antiguos, pero generalmente lo hemos organizado con Javier, Adriana y Pato.

En el 2003 se nos ocurrió algo que nos pareció divertido, ya que entre ellos (los integrantes del grupo), llegada cierta época del año, comienzan a desconfiarse sobre quienes están involucrados en "la despedida", pero que obviamente es un secreto. Para hacer algo distinto quedamos con Javier, Adriana y Pato que íbamos a convocar a distintas personas del grupo por separado, como quien dice, hacer pequeños grupos dentro del mismo grupo de teatro, y a cada grupo le hicimos creer que ellos eran los invitados especiales para este año, pero que como siempre fue un secreto hasta el día de la función, no podían decir nada a nadie, de esta manera ensayamos todo por separado hasta que llegó el gran día y cuando con los "secuaces" de siempre pasamos al escenario, cada grupo estaba esperando para hacer su "entrada triunfal" y mostrarles a los demás la sorpresa que habíamos preparado, pero la sorpresa fue para todos cuando comenzaron a ver como desfilaban todos los integrantes del grupo haciendo las distintas partes de lo que fue una verdadera función especial.

Es cierto, les mentimos, perdón por ello, pero fue para una sorpresa, que pasada la misma todos aceptaron como divertida e inolvidable.

R.S.